france italy spain russian emirates japanese chinese portugese 

EXCURSIONES POR KITZBÜHEL

Kitzbühel, la ciudad de las gamuzas, es el punto desde el que parten 1000 km de rutas de excursión. ¡Los destinos más bellos!

Impresionante vista desde Hahnenkamm, ©medialounge

 

Prados cubiertos de flores multicolores, el poder de las cumbres, la paz de la naturaleza y el aromático aire tirolés: ¿qué mejor bálsamo para el alma que una excursión por las montañas? Proporciona calma y ayuda a que los estresados habitantes de la gran ciudad se reconcilien apaciblemente con la tierra. Kitzbühel, la ciudad de las gamuzas, es el lugar desde el que parten 1000 km de rutas por los Alpes austríacos, con niveles de dificultad que van desde cómodos paseos hasta recorridos de altos vuelos. onesprime.de ha seleccionado para Ud. los destinos más bellos. ¡Así que a meterse en las botas (por cierto, encontrará calzado y muchas más cosas en la tienda de deportes de montaña Überall en Kitzbühel) y a salir a la montaña!

 

1. Schwarzsee

 

El área recreativa de Schwarzsee se encuentra a unos dos kilómetros al oeste de Kitzbühel. Este lago apto para el baño es uno de los más bellos y de aguas más templadas de los Alpes. Junto a sus orillas no sólo puede uno admirar el color verde esmeralda del agua, sino también la encantadora vista del Hahnenkamm, la cordillera Kaisergebirge y la parte sur de las montañas de Kitzbühel. Le recomendamos un idílico y relajante paseo alrededor del lago, un recorrido de aproximadamente una hora sin paradas. Pero, ¿qué sería de una excursión sin pausas en el camino? Las posibilidades van desde un hotel alpino hasta un pequeño restaurante junto al lago.

 

2. Pengelstein

 

En la cima del Pengelstein nos espera una maravillosa vista panorámica del Großglockner, el Großvenediger y los Alpes del Zillertal, y también exquisitos bocados culinarios. Pero esos hay que ganárselos primero. Tras la subida con el funicular del Hahnenkamm empieza la excursión de unas cuatro horas de duración. Con paradas intermedias como las de Melkalm, Jufenkamm y los lagos Pengelsteinsee y Usterkarsee, el camino sube y sube a través de idílicas praderas alpinas y a lo largo de un encantador camino panorámico. Habremos llegado a nuestro destino cuando tengamos a la vista la estación superior del funicular del Hahnenkamm.

 

3. Kitzbüheler Horn

 

El Kitzbüheler Horn, la cumbre local de Kitzbühel, es una montaña que garantiza una perfecta panorámica de 360 grados de, entre otras cosas, la cima más alta de Austria, el Großglockner. Allí arriba nos aguarda otra maravilla más de la naturaleza: el jardín de flores alpinas. Más de 300 variedades de plantas procedentes de todo el mundo ofrecen, en una superficie de 1880 metros, un botánico festín para la vista en mitad de un ya de por sí impresionante paisaje alpino. Allí, el cansancio de la subida se olvida de inmediato. Sin embargo, las pantorrillas de montañero no desaparecen, como tampoco el bello recuerdo.

 

4. Wilder Kaiser

 

La reserva natural del Wilder Kaiser es uno de los macizos montañosos más espectaculares de los Alpes. Escarpadas rocas, laderas verdes y una red de caminos de más de 700 kilómetros de longitud hacen de esta zona una de las más bellas del Tirol para la práctica del senderismo y la escalada. Como mejor puede disfrutarse de este mundo fascinante es eligiendo una ruta de tres días de duración, con alojamiento en albergues alpinos, que discurre por los lugares más bonitos de la cara sur. Con numerosas paradas intermedias, como el lago natural de Going, apto para el baño, o el refugio de montaña Gruttenhütte, el camino sube y vuelve a bajar al valle. Cuando se llega abajo, a uno le gustaría volver enseguida a empezar por el principio.

 

5. Wildpark

 

¿Qué tal un paseo hasta el recinto al aire libre para animales salvajes más grande del Tirol? Vea muy de cerca venados, jabalíes, linces, llamas y muchas otras especies de animales, y todo ello en mitad de un pictórico entorno y con vistas panorámicas sobre los Alpes de Kitzbühel. Combine el senderismo con una aventura en la naturaleza: pasando las granjas y un desfiladero extremadamente romántico, y tras cruzar varios puentes de madera, se llega directo al recinto. Allí, a 1100 metros sobre el nivel del mar, le esperan cerca de 200 animales.

 

6. Hahnenkamm

 

El Hahnenkamm no es solo el lugar en el que se celebra el descenso anual del mismo nombre; también en verano aguarda a los senderistas con una asombrosa red de caminos. Nuestra sugerencia: la caminata conocida como Streifwanderung. Recorra el más legendario de los descensos de esquí del mundo: la temida pista Steif. La ruta pasa por la tristemente célebre Mausefalle (ratonera), que con su pendiente del 85% es el punto más empinado del descenso. El que no se haya cansado todavía de alturas vertiginosas puede subir a la siguiente parada del despeñadero. El regreso al valle se hace con el funicular del Hahnenkamm.

 

7. Parque nacional de Hohe Tauern

 

No lejos de Kitzbühel se encuentra el Parque Nacional de Hohe Tauern, el más grande de Austria. Allí le esperan extensos glaciares, valles formados en la Edad de Hielo, landas alpinas pobladas de hierba y arbustos y vastos bosques, al igual que algunas de las cimas más altas del país. Famosas excursiones dentro del parque son la que lleva a las cataratas Krimmler, el camino por el glacial Innergschlöss y la carretera alpina del Großglockner. Aquí, donde el mundo está casi intacto todavía, se puede respirar especialmente hondo.

 

8. Cataratas Sintersbacher

 

Una excursión particularmente impactante es la que ofrece el monumento natural de las cataratas Sintersbacher en Jochberg. La caída de agua es imponente, sobre todo en la época en la que se derrite la nieve. El sendero que lleva hasta allí desde el aparcamiento transcurre por una vieja pista de ganado; al cabo de aproximadamente una hora llegamos a nuestro destino: la catarata más alta del Tirol, con una caída de 165 metros. Nuestro consejo: suba después hasta el Wildalm, donde le aguardan sabrosos y vigorizantes tentempiés para el posterior descenso.