france italy spain russian emirates japanese chinese portugese 

DE EXCURSIÓN POR EL SCHLIERSEE

Cuatro buenas razones para visitar uno de los más bellos lagos de Alemania

El lago Schliersee y sus alrededores son sin duda una de las más bellas exquisiteces de los Prealpes Bávaros. Pero si piensa que la región no tiene nada que ofrecer aparte de sus pintorescos paisajes, se equivoca por completo. Muchos ni siquiera sospechan que el Schliersee puede competir tranquilamente con afamados paraísos turísticos como el lago de Garda. Le ofrecemos cuatro buenas razones para dejarse embelesar por uno de los más bellos lagos de Alemania.

 

La isla Wörth

 

Los innumerables recorridos que se pueden hacer en el Schliersee no sólo se encuentran en sus orillas: también en el corazón mismo del lago nos aguarda un lugar en el que se dan cita tanto los turistas como los habitantes del lugar. La isla Wörth está a unos 200 metros de distancia de la orilla oeste del lago y se puede acceder a ella en un bote, con el transbordador del lago o en barco-taxi.

 

Nuestro consejo: lo mejor es visitar esta isla de dos hectáreas de superficie en domingo. Y es que este día de la semana, el restaurante local Wirtshaus im See ofrece a partir de las 11:15 de la mañana su opíparo brunch dominical. En la amplia terraza al aire libre pueden saborearse deliciosos platos bávaros, así como clásicos de la cocina internacional, al tiempo que se disfruta de los maravillosos paisajes del Schliersee. Encontrará más información en Internet: http://www.wirtshaus-im-see.de

 

Schlierseebergalm

burgruine-hohenwaldeck28cf02efdb827b50

 

Si asocia ir de excursión con andar un poco, le encantará el pequeño paseo de casi una hora que sube desde el Schliersee hasta el Schliersbergalm. El camino lleva por la Leitnerstraße hasta la estación en el valle del funicular (Schliersbergbahn). Allí, la carretera se convierte en el camino Dekan-Maier, que atraviesa el núcleo habitado situado a mayor altitud del Schliersee. Una vez que se dejan atrás las últimas casas, la carretera alquitranada se convierte en un amplio camino que serpentea por la pradera hasta el Schliersbergalm.

 

Al llegar allí disfrutará de unas vistas de ensueño de toda la región del Schliersee. Pero eso no es todo: aquí arriba a 1061 metros de altitud, los visitantes se encontrarán con un inesperado programa de entretenimientos, entre los que se incluyen un minigolf, camas elásticas, pistas para trineos de verano y hasta una piscina. Y lo que acabará de convencer a muchos padres para venir al Schliersbergalm: mientras los niños se desfogan, los adultos pueden relajarse a sus anchas en la terraza al aire libre con los exquisitos bocados de temporada del restaurante. Encontrará más información en Internet: http://www.schliersbergalm.de

 

Ruinas del castillo de Hohenwaldeck

 

Apasionante es la excursión a las ruinas del castillo de Hohenwaldeck, en el extremo sur del Schliersee. Misteriosas, agrestes y románticas, estas ruinas se alzan sobre el lago desde un saliente rocoso. Apenas nada se sabe de la historia de los pocos muros de piedra que aun se conservan, ni de la finalidad con la que se construyó el castillo. No obstante, los visitantes pueden leer en un panel informativo los pocos datos que se conocen.

 

La visita a las ruinas combina a la perfección con un paseo por Schliersee. El punto de partida es el sendero W6 "Oberleiten/Ruine Hohenwaldeck/Fischhausen", que lleva hasta Oberleiten. Poco antes de llegar allí, un camino cercado que gira hacia la derecha conduce al boque a través de los prados. Siguiendo el sendero trazado, y tras algunos metros de subida, se llega por fin a las ruinas. Encontrará más información en Internet: http://www.schliersee.de

 

La tumba de Jennerwein

 

jennergrab 01

 

Aunque el cazador furtivo Georg "Girgl" Jennerwein no se cuenta entre los vivos desde 1877, todavía hoy sigue estando presente para muchos bávaros. Este héroe popular, que en vida se enfrentó valerosamente a los poderosos y murió en extrañas circunstancias, reposa en el cementerio Westenhofen de Schliersee, o eso se cree en todo caso. Y es que tan enigmática como su muerte es también su última morada. Es decir: a día de hoy no se sabe con seguridad en qué lugar está enterrado el granuja. Pero dos cosas sí se saben con certeza: su misteriosa muerte convirtió a este cazador furtivo en inmortal, y sus fans prefieren rendirle su último homenaje aquí, en Schliersee.